En la práctica clínica un sofisticado ordenador registra las emisiones electromagnéticas de las células del cuerpo,la información energético-vibracional del paciente a través de unos electrodos colocados en las manos, en los pies y en la frente. El ordenador registra en su memoria esa información, se comparan las mediciones obtenidas con un patrón correspondiente a un órgano sano,obteneniendo información sobre el funcionamiento de dicho órgano, procesa los datos correspondientes a las frecuencias de este órgano, modulándo e invirtiendo dichas frecuencias enviándolas al paciente en un impulso terapéutico curativo capaz de mejorar las respuestas biológicas del paciente, y también de equilibrar por completo al paciente en base a una regulación de sus impulsos electromagnéticos a nivel de la célula misma. Esta información curativa le es devuelta al paciente junto a un programa de vibraciones terapéuticas individualizadas y adaptadas a su caso concreto.

La biorresonancia es con todo esto, una de las bases fundamentales para la medicina del siglo XXI.

La calibración nos permite tomar un perfil bioelectrico de las constantes actuales ajustadas al ritmo y disfuncion bioelectrica a que pueda estar sujeto cada organismo de una forma unica y digitalizada.

Además de la información curativa del propio paciente se trabaja con programas terapéuticos específicos para su enfermedad. La técnica consta de 500 programas automatizados para combinar con la propia información individual y 10000 frecuencias correctoras.

Es un método de gran alcance y excelentes resultados clínicos, sin efectos secundarios, ni contraindicaciones,ni molestias,es indoloro y cómodo. La medicina biocibernética o biorresonancia pone todo su énfasis en potenciar las fuerzas autocurativas del organismo, obteniendo un gran efecto curativo con tan solo un ligero empujón (Impulso terapéutico).

Este impulso terapéutico electromagnético estimula la producción y la transmisión en el organismo de energía fotónica (impulsos lumínicos) que son los mensajeros del cuerpo capaces de movilizar y estimular los procesos de regulación a nivel endocrino, enzimático y nervioso.

En el campo de las enfermedades crónico-degenerativas debemos combinar este método con los grandes métodos de la medicina biológica, dieta depurativa, medicina ortomolecular, Terapia Neural.

La Biorresonancia es con todo esto, una de las bases fundamentales para la medicina del siglo XXI.

El método de Biorresonancia es un procedimiento especial de diagnóstico y tratamiento, con el cual se ha abierto una nueva vía de avance en la medicina. Las bases actuales del método de biorresonancia se fundamentan en los innovadores conocimientos de la biofísica y de la mecánica cuántica, los cuales, desafortunadamente no han sido integrados hasta la fecha por la medicina convencional.

Con nuestro equipo de Biorresonancia pueden determinarse en numerosos casos las causas verdaderas, a veces encubiertas, de las enfermedades. Consiste en captar las ondas electromagnéticas que una persona emite y estudiar su frecuencia. Cuando la persona está enferma, el espectro de vibraciones se ve alterado. Esta terapia permite retornarlas a la normalidad propiciando la curación del paciente.